Archivo de la categoría: Claves básicas para el desarrollo de tu empresa

¿Eres Feliz en tu trabajo? |la Felicidad en el trabajo

¿Eres Feliz en tu trabajo? |

La felicidad en el trabajo

happyNo sé muy bien que decir, a veces, podría ser tu respuesta. Un dato; más de 3 de cada 4 españoles -el 79,2%- se declara feliz en su trabajo, lo que suponen 1,2 puntos porcentuales más que un año atrás. Sin embargo, en el caso de las personas en paro que han sido preguntadas por su índice de felicidad (medido del 1 al 10) la media se establece en 5,48 puntos, que alcanzarían los 8,13 si consiguiesen próximamente un empleo. (Fuente  IV Encuesta Adecco La Felicidad en el Trabajo).

A lo que voy, la reflexión ahora también suena un poco a cachondeo, porque muchas personas quieren trabajar y no encuentran esa posibilidad. Pero me quedo con un dato, el 8,13 sobre el índice de Felicidad. Nadie quiere encontrarse con personas cabreadas, o enfadadas, la mayoría rehuye a los agoreros, o por lo menos desconectamos cuando esta cerca de uno y tampoco los quieren en las empresas, de ahí que los que puntúan alto en felicidad encuentran antes trabajo.

Tanto si tienes el trabajo de tu vida como si tienes otro cualquiera la felicidad es nuestra elección, hacer lo mejor que podemos intentando hacerlo mejor a diario solo es una decisión personal, querer hacerlo bien solo es cosa nuestra.

Nos guste o no estamos en una sociedad que el trabajo de cada uno es lo que mantiene en marcha todo, podríamos hacer conjeturas sobre otro tipo de sociedad, pero eso es harina de otro costal. Lo cierto es que invertimos mucho tiempo en el trabajo y hacerlo siendo infeliz es un desperdicio de vida, como decía Murphy, “Sonríe que mañana puede ser peor”.

Y tú eres feliz en tu trabajo,

Participa en la encuesta

[wpdevart_poll id=”1″ theme=”0″]

Francisco Beltrán Ortín

 

No tomar partido, me convierte en complice

No tomar partido, me convierte en cómplice

De la experiencia real con la formación de equipos, he sacado varias conclusiones que he vivido de primera mano en el desarrollo de los jóvenes en equipos deportivos, mi familia y en empresas con las que colaboro. Y cómo nos afectan nuestras decisiones como responsables sobre determinadas conductas que no deberían de producirse en ningún equipo del tipo que sea, deportivo, empresa, familia… Aquí van 5 reflexiones para de los que tienen a su cargo equipos de personas y con especial énfasis si se trata de jóvenes en formación.

 

tercer tiempo1º.    El equipo es una unidad dentro y fuera de la cancha, ¿qué significa esto?; No habrá confianza en un equipo hasta que sus componentes,  se consideren parte de algo que vas más allá del mero juego, partido o tarea. Todo lo que afecta a un componente del equipo de una manera u otra, al final afectará al conjunto entero.

2º.    Respeto mutuo; la manera con la que nos comunicamos y nos dirigimos a nuestros compañeros, influye de manera radical a la hora de enfrentarse a situaciones estresantes. La falta de respeto crea un clima tóxico que poco a poco va deteriorando las relaciones del grupo, al final es la causa de que grandes conjuntos de jugadores o personas no alcancen el potencial que se les suponía.

bullying_655x4383º.    El abuso sobre los vulnerables; quizás sea uno de los cánceres que le puede salir a cualquier tipo de equipo.  Si los líderes en la cancha, en el puesto de trabajo o en casa, no entienden que deben de proteger a sus compañeros de cualquier situación que no se debería de producir, ellos son coautores de esa acción. No tomar partido, les convierte en cómplices del maltrato.

4º.    Que las conductas de falta total de educación, no tengan consecuencias significativas; queremos educar a nuestros chicos para que cada vez sean mejores personas, el pensar que hablándoles y haciéndoles reflexionar tendremos un cambio de conducta, es ser un poco confiados, si pensamos que con eso basta como educadores, jefes, padres o entrenadores. Si las consecuencias no están a la altura de la mala conducta, no impide que se vuelva a repetir.  Y por lo tanto no educamos. Les estamos enseñando que pueden volverla a repetir o incentivar otras conductas no deseadas. En el caso de los jóvenes, el dicho – Son cosas de chiquillos- lo único que conseguimos es, licitar lo que hacen y que se siga manteniendo la conducta o proliferen otras similares, sin tener consecuencias. En el tema de adultos pasa se igual manera, decir -es que él es así- como en el caso anterior lo único que hace es autorizar su comportamiento y no evitamos que vuelva a suceder.

FEO 15º.    Qué tiene mi hijo de feo, que yo no se lo veo; la falta de responsabilidad de algunos en la familia, empresa, clubes deportivos… que no quieren ver lo que está pasando, nos pone en una situación incómoda, que no tiene muy buen arreglo. La tendencia general de no reconocer la culpa es, culpar a otros de lo sucedido evitando asumir la responsabilidad, y no tomar ningún tipo de medida correctora.

Resumiendo, si queremos formar un equipo en el ámbito que sea, deberemos tener muy en cuenta estas 5 reflexiones, “Somos una unidad”, “Respetamos a nuestros compañeros”, “No permitimos el abuso sea quien sea el autor”, “Educamos con consecuencias”. Ya que de otra manera, en el momento más importante, el conjunto fallará.

“Yo hago lo que usted no puede, y usted hace lo que yo no puedo. Juntos podemos hacer grandes cosas.” Madre Teresa de Calcuta

¿Cómo lo haces con tu equipo, familia o empleados?

Francisco Beltrán Ortín

¿ESTÁS CÓMODO?

Estar cómodo es la primera señal de alarma. Hace unos días encontré en Google una imagen que me llamó la atención leerlo antes de seguir;

Zona de confort
Zona de confort

 

Suena muy duro, pero si nos alejamos un poco del texto podemos apreciar que caemos muchas veces en este tipo de muerte en vida. Estar cómodo, es cuando no nos hemos preparado para una entrevista, cuando no preparamos un examen, cuando dejamos hasta el final hacer algo, cuando buscamos fuera la culpa de lo que nos pasa, cada vez que no hacemos todo lo que somos capaces de hacer en alguna tarea o trabajo…  Si cada día nos conformamos con estar cómodos,  hacer lo justo, o no salirnos de lo habitual, sin tomar riesgos, pasaremos nuestra vida, como dice la frase a ser unos ZOMBIS, o lo que es lo mismo unos muertos vivientes.

Arriesgarse forma parte de nuestra evolución como seres humanos,  el camino que tenemos que recorrer depende del tipo de elección que hagamos, ya que siempre la elección la tomamos nosotros. Los japoneses tienen para esto una palabra que resume su filosofía de vida,” KAIZEN” aprendizaje y mejora continua.

 

Fracasar al intentar algo está mal visto, pero ser un ZOMBI creo que supera a la opción anterior.

La filosofía KAIZEN va en contra de la tendencia que vivimos día a día en nuestra sociedad, la del pelotazo, aprovecharse de los demás, no hacer nuestro trabajo porque nos auto justificamos que nos merecemos más… Arriesgarse no significa saltar al vacío  La verdadera realidad no interesa, intentar ser mejores cada día lleva trabajo y perseverancia, por eso solo unos pocos consiguen sus objetivos y sobresalir sobre el resto. No es fácil pero está al alcance de todo el que tenga la actitud necesaria.

Ya sabemos que esforzarse y querer evolucionar no es popular, porque preferimos poner mil excusas antes de tan solo intentarlo. Fracasar al intentar algo está mal visto, pero ser un ZOMBI creo que supera a la opción anterior, así que,

¿qué piensas  hacer?  Seguirás cómodo o te arriesgaras.

Si te ha gustado, o quieres opinar, compártelo y deja tu aportación.

 

Francisco Beltrán Ortín

Un vídeo de Javier Mejías TED Reflexión sobre las empresas