Archivo de la etiqueta: pnl

¿Por qué tenemos la sensación de que el tiempo se escapa?

Ayer mantuve una conversación con un empresario de mi ciudad y me comentaba, que tenía la sensación de no haber hecho nada cuando acababa el día . Iba todo el día de culo de un sitio a otro y no terminaba de dar lo que el pensaba que podría dar. Esto también me pasa a mi en algunos momentos y creo que a la mayoría de emprendedores.

Estamos administrando en vez de gestionando, es el modelo administrativo el que nos quita ese tiempo que parece perdido, estoy aprendiendo a facultar a mis colaboradores para que  se responsabilicen de tareas que yo no debería de hacer. Facultar va más allá de la delegación, es hacer a la persona participe desde el principio del proceso hasta el final del mismo.

No es fácil lo que digo, seguimos creyendo que si no lo hago yo no se hará bien y lo cierto es que si dejas que tus colaboradores ofrezcan todo lo que tiene dentro, podrán llegar a sorprenderte. Empezando por uno mismo, ¿ Quien no tiene la sensación de no estar dando el máximo de su potencial? creo que si lo preguntamos a cualquiera hasta a la persona que hace la limpieza podría mejorar su trabajo, mucho mejor que si somos nosotros los que marcamos cómo debería de ejecutar la tarea.

No debemos olvidar que las personas no son maquinas y que la pieza más importante que tienen está sobre sus hombros, si aprovechamos esto estaremos en el camino de la facultación, y no en la delegación. Si no vamos en esta dirección podremos acabar como los del chiste que esta debajo.

Francisco Beltrán

chiste trabajo_de_equipo

1ª clave para promocionar una empresa “Lo primero, Conoceté”

“Los antiguos guerreros se hacían invencibles primero, y luego aguardaban para encontrar la vulnerabilidad del adversario.

Hacerte invencible significa conocerte a ti mismo; aguardar para conocer la vulnerabilidad del adversario, significa conocer a los demás.

Ser invencible está en uno mismo, la vulnerabilidad esta en el adversario.

Por eso los guerreros pueden ser invencibles, pero no pueden hacer a sus adversarios vulnerables.”

Sun Tzu (El arte de la guerra)

Este Samurai japonés, nos ilumina con su sabiduría milenaria, que revisando un poco más sobre sus palabras están de total actualidad. Solo conociéndonos podremos enfrentarnos a cualquier desafío, o problema que nos surga en nuestra vida. Conocer a los demás nos sirve para ponernos en su lugar,  no hacer juicios de valor sin razonamiento de ninguna clase, seremos más sociales, más comprensivos, nos sentiremos mejor al tener el control sobre lo que acontece en nuestro día a día.

Cada persona es única, sólo ella es capaz de comprenderse a sí misma, y de entender y cambiar sus procesos de percepción sobre su vida, lo que le rodea y sobre los demás.

Debemos entender que nuestra vida representa un camino únicamente seguido por nosotros, nadie, podrá seguir  el mismo camino que nosotros hemos elegido en nuestra vida.

Sabremos lo que podemos y lo que no podemos hacer, es una locura intentar controlar todas y cada una de las tareas de la empresa solo nosotros, tenemos la posibilidad de delegar en personas expertas en asuntos que no controlamos, o que nos hacen invertir un tiempo precioso que se lo quitamos a nuestros clientes, que al final son el porque de nuestro proyecto.

Somos seres excepcionales, lo que hacemos lo hacemos porque queremos, tanto si nos equivocamos, nosotros seremos los que aprenderemos, y si acertamos nuestro será el triunfo.

Recuerda; solo estaremos completos cuando entendamos como somos, y nos esforcemos por comprender a los demás.

Francisco Beltrán

Psicopedagogo Social

5ª clave: Si estas cansado descansa, pero nunca abandones

Todo proyecto en nuestra vida empieza con una visión. Todo en la vida se crea dos veces, primero lo creamos en nuestra mente (la casa que quiero, el trabajo que busco, el proyecto que planifico…), en general la mayoría de las veces todo lo que nos sucede en la vida real, antes lo hemos creado en nuestro interior. Todos tenemos malos días, pero eso no es excusa para dejar algo sin hacer o abandonar un proyecto sea del tipo que sea.

Cuando perseguimos algo o intentamos algo sin conseguir lo que nos habíamos propuesto en un determinado tiempo, puede ser que no hayamos sido objetivos con la duración y la preparación que deberíamos invertir en el proceso. Si hay algo en que nos parecemos la mayoría de las personas es, en querer o conseguir lo que nos proponemos rápidamente. Algunas veces el precio a pagar nos parece demasiado alto. Queremos cambiar de vida, pero no queremos sacrificar nada que nos saque de nuestro círculo de comodidad (CM). Hay un problema; lo que deseamos no esta dentro de nuestro CM, está en otro un poco más amplio y alejado que significa salir de mi CM, y cambiar supone, exponerme a ciertas incomodidades. Cuando algo se ponga por montera, lo mejor es dejarlo por un tiempo, descansando, recobrando fuerzas, y volver con nuevas ideas a retomar nuestro cometido.

Al terminar un asunto que quedo sin acabar notaremos una liberación interior. Otra cuestión no menos importante es, el reforzamiento de autoestima y logro personal que habremos asimilado de la experiencia, aportándonos confianza en nosotros mismos para acometer cualquier proyecto o empresa que nos propongamos. G. Eliot lo diría así; “Nunca es demasiado tarde par ser la persona que podrías haber sido”.

Francisco Beltrán Ortín

Pedagogo Social