Archivo de la etiqueta: eficacia

Un Poco te dará mucho

“    …actualmente es bien conocido que el ejercicio físico puede mejorar la salud.

El ejercicio físico en las diferentes modalidades de práctica, tiene un efecto beneficioso sobre nuestra salud física o mental. No somos conscientes  de la gran importancia que tiene hacer un poco de ejercicio a la semana. Previene  de graves enfermedades como el Cáncer (de colon, de pulmón, de mama) hay nuevos estudios que corroboran el efecto beneficioso sobre estas enfermedades.

Si consideramos algunos de los beneficios a nivel psicológico podríamos poner algunos ejemplos; previene la depresión, no solo esto si no que mejora la actividad intelectual, previene el Alzheimer, hay numerosos estudios  muy contrastados a nivel internacional que lo han demostrado. Después de esto pocas excusas tenemos para no ejercítanos un poco todas las semanas. Además de todo esto no es necesario hacer grandes sacrificios.

Dar un paseo,  a un paso vigoroso pudiendo mantener una conversación entre cortada, de una duración media de 20min. es suficiente para recibir todos los beneficios del ejercicio físico. No hacerlo sirve para acelerar nuestra degeneración física y como consecuencia aceleramiento del envejecimiento del cuerpo.

Tenemos un cuerpo increíble, se adapta a lo que le eches, pero conforme  vamos cumpliendo años,  el cuerpo no reacciona igual, le cuesta más recuperarse de los excesos que cometemos, de ahí la importancia de hacer un poco de ejercicio habitualmente. Dentro de las posibilidades de cada uno es bueno no ponerse objetivos demasiado altos. Me explico, por ejemplo;  andar, correr, nadar, pedalear… todos los días 1 hora, mejor empezar con 20min, días alternativos. Esto irá aumentando tus niveles cardiopulmonar y muscular,  poco a poco, mejorando tu respuesta al ejercicio.

http://www.actividadesturismorural.com/

Una de las claves para la mejora en el ejercicio físico, es el descanso. No hacerlo te lleva a la fatiga crónica, con el descanso le damos tiempo al cuerpo para que asimile el esfuerzo, que se adapte a las nuevas condiciones, mejorando nuestro aspecto poco a poco.

Es más fácil de lo que pensamos,  dejando el coche para ir andando, subir las escaleras y no tomar el ascensor, dar una vuelta más larga para llegar a casa… no necesitas un programa complicado para obtener esa mejora, solo tomar conciencia que es bueno para ti.

Una persona en forma está más contenta todos los días, duerme mejor, controla el peso, mantiene todos los niveles de su sangre dentro de los límites adecuados, es más tolerante al estar más relajado, mejora el tránsito intestinal, tus visitas al médico son casi inexistentes, no necesita de medicación….

No lo haces por nadie solo por ti.

Francisco Beltrán Ortín

3ª clave “vive en presente”

Ni el pasado ni el futuro pueden lastimarme, sólo el presente tiene valor en mi vida. Entendiendo este principio, la persona le dará todo el valor que tiene su momento presente y le restará importancia a los hechos pasados que le causan remordimientos, y a los hechos futuros que le causan angustia.” Kwan Yin

En este pasaje del libro “Los 10 principios de la felicidad” el autor pone de manifiesto la importancia de -Vivir el Presente-. Quizás una de las cargas que peor manejamos es nuestra propia memoria histórica y la incertidumbre del futuro, vivir con el pensamiento de lo que podía haber sido y no fue, es una carga que no debemos de llevar, (si hubiera estudiado habría sido… si hubiera cogido aquel trabajo no trabajaría tantas horas…).

Nuestro presente está determinado por nuestras decisiones del pasado, pero eso no significa que siempre vaya a ser así, tenemos el poder de cambiar esa realidad. Cambiar nuestros hábitos o nuestras acciones, como dice S. Covey “Si queremos cambiar nuestra situación, tendremos que empezar a hacer cosas que no habíamos hecho antes”.

Como conclusión tengo un fragmento de un relato que nos pone en perspectiva:

El mañana no le está asegurado a nadie, joven o viejo. Hoy puede ser la última vez que veas a los que amas. Por eso no esperes más, hazlo hoy, ya que si el mañana nunca llega, seguramente lamentarás el día que no tomaste tiempo para una sonrisa, un abrazo, un beso y que estuviste muy ocupado para concederles un último deseo.

Mantén a los que amas cerca de ti, diles al oído lo mucho que los necesitas, quiérelos y trátalos bien, toma tiempo para decirles “lo siento”, “perdóname”, “por favor”, “gracias” y todas las palabras de amor que conoces. Gabriel García Márquez

Francisco Beltrán Ortín

Pedagogo Social