4ª clave para Ir por la vida- Busca siempre el «Ganar/Ganar»


Siguiendo al doctor S.Covey

El ganar/ganar en adelante (G/G) es una estructura de la mente y el corazón que constantemente procura el benefició mutuo en todas las interacciones humanas. G/G significa soluciones o acuerdos mutuamente benéficos y satisfactorios. Con una solución de G/G todas las partes se sienten bien por la decisión que se tome, y se comprometen con el plan de acción. G/G ve la vida como un escenario colaborativo, no competitivo. G/G se basa en el paradigma (modelo) , de que hay mucho para todos, de que el éxito de una persona no se logra a expensas o excluyendo el éxito de los otros.

G/G se basa en la creencia que hay una tercera alternativa que nos beneficia mucho más a las partes implicadas. Es el principio de la abundancia, busca compartir y aprender con los demás. Este nuevo paradigma de la abundancia, se nutre la competencia, de compartir información, es el pensar en nosotros y no en lo que a mi me interesa.

Lo contrario de la abundancia es la escasez, es el pensamiento de que el pastel es demasiado pequeño, es el pensamiento de que si alguien gana algo, no lo gano yo, en vez de pensar que hay mucho más para compartir, es alegrarte por los triunfos de otros, sabiendo que el tuyo esta cerca.

La filosofía de G/G no es un técnica de personalidad. Es un paradigma de interacción total. proviene de un carácter integro y maduro, y de la mentalidad de abundancia. Surge en relaciones de alta confianza. Se materializa en acuerdos que clarifican y administran efectivamente tanto expectativas como éxito.

Os propongo hacer una lista de obstáculos que te impiden desarrollar este nuevo paradigma. Después reflexiona sobre como podrías deshacerte de los obstáculos que no te dejan crecer.

Francisco Beltrán Ortín

Pedagogo Social

5 comentarios en “4ª clave para Ir por la vida- Busca siempre el «Ganar/Ganar»”

  1. En ocasiones – esto es un fracaso colectivo – es virtualmente imposible encontrar la senda de G/G, por más que uno intente tender puentes o la mano, si quien está opuesto tiene una obsesión – podría inluso ser una enfermedad mental – o unas ambiciones desproporcionadas, no quiere atender a razones porque, simple y llanamente, no le interesa, llega un momento en el que el planteamiento es como aquel que decía «al enemigo, ni agua».

    En efecto, es un fracaso social, tanto del burro como del otro porque, al final, ambos pierden. Uno más que otro, sin duda, pero en alguna medida, ambos pierden.

  2. Lo que no debemos es excusarnos en lo que el otro hace, somos libres de elegir nuestras conductas. Y «si pensamos en que el problema esta en los demás, es cuando verdaderamente tenemos un problema».

    Pero no hay que negar lo evidente, cuando uno no quiere entrar en esta nueva dinámica, no podemos obligarle.

  3. Así es, por eso decía que es un fracaso colectivo.

    Lo que ocurre es que cuando ves que la gente tiene esa maldad, y su actitud orgullosa e hipócrita esconde intereses poco honestos, lo mejor que uno puede hacer es dedicarse a cosas más importantes, como bien dices, no se puede obligar a nadie, especialmente a esa gente que lo único que guarda es rencor, envidia y maldad.

    Curiosamente, se da un efecto interesante. Esa gente, si lo analizas, lo que realmente siente hacia ti (o hacia la persona con la que mantiene esa actitud) es, sencillamente, admiración. En realidad, la envidia es la forma «analfabeta» de demostrar dicha admiración.

  4. Pienso que tu comentario está en el camino correcto, de ahí que detectemos a esas personas que se nutren de nuestra energía y apartarnos de ellos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.