Vacaciones: Lugar de encuentro en familia


Estamos en plena época de vacaciones, este es un buen motivo para disfrutar unos días con la familia y tener tiempo de conocerse. Desde esta perspectiva tendríamos la posibilidad de conocer más a nuestra pareja, de compartir experiencias con nuestros hijos, conocer sus proyectos de futuro… teniendo presente que esta experiencia no volverá a repetirse. Podremos volver al mismo sitio, hacer las mismas cosas, pero no será igual, será otra cosa, en otro momento diferente, donde las condiciones y los actores no repetirán su papel.

Dentro de las relaciones sociales a todos los niveles, la comunicación es el caballo de batalla que siempre sale a relucir. Mantener un canal de comunicación abierto en doble dirección, no es lo fácil que podríamos esperar. Escuchar Activamente es una asignatura que no se enseña en la escuela, no está en el currículo, no está programado, se nos enseña a escribir, a leer, a hacer cálculos, pero no a escuchar activamente. Esta falta de formación hace que seamos más egoístas, comodones, narcisos, materialistas, porque no prestamos atención a lo que tenemos alrededor. La falta de escucha hace que no fluya la comunicación y que los mensajes no lleguen con la intención que se mandaron, hay malos entendidos, malas interpretaciones, “mala comunicación”.

Tomemos tiempo para reflexionar en como nos relacionamos con nuestra familia, la cuestión no reside en lo que los demás deben de hacer, somos responsables de nuestra propia comunicación, de nuestra felicidad y en última instancia, diría que de la mayor parte de nuestras circunstancias.

Sugerencia:

Plantéese pequeños compromisos y manténgalos. Sea una luz, no un juez. Sea un modelo, no un crítico. Sea una parte de la solución, no parte del problema.

F.B.O.

Pedagogo Social

2 comentarios en “Vacaciones: Lugar de encuentro en familia”

  1. Como Usted dice escuchar activamente no se ensecha y la mala comunicación surge a menudo, creo que parte de culpa es de la TV cuenta más en los momentos de las comidas. Ya no se habla se ve la TV, si no esta falta algo o te dicen que te calles. Por eso te encierras en tu mundo y buscas en otro lugar lo que has perdido en casa comunicación, cariño, amistad. Conozco padres que no comunicaban con sus hijos y ahora todo son problemás. Me ocurrio a mi pero estoi solucionando el problema.

  2. Lo de la TV es una cuestión de hábito si te acostumbras a ver la tele comiendo no hay conversaciones, la caja tonta nos absorbe el cerebro. Pero si lanza un reto a ver si son capaces de comer sin ver la TV e interesarse por lo que ha pasado en el día de cada persona, quizás se consiga mayor comunicación.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.